El amante antes de morir

Enterarse de que el día se derrumbó cuando era tarde, pero no de noche, no. La vulnerabilidad, la volatilidad y la franqueza de la vida, nada tan complejo que se extingue en un instante.
El eco de los pensamientos de sentirse diminuto, atrapado en la vida, y siendo egoísta con todo el mundo, pero satisfecho con lo poco que se ha hecho.
Claro, es el confort de ser libre, al menos ese es consuelo del inocente.
El romanticismo no me convence, es tan fácil despreciar la vida creyendo en cosas vacías. Pero somos tan tercos, y creemos en el amor poético, en la sutileza de las palabras que ya no se usan para entenderse al hablar.
Es por eso que al amor y a la muerte nunca las vamos a comprender, aunque las soñemos constantemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s