Sorprenderse, no engañarse (algo no tan anónimo)

Fulano remonta en su cabeza la pregunta de  “¿Podré olvidar a mis amores pasados?”
Mientras Fulana se somete a la de “¿Alguna vez me habrá de considerar su posible amor?”
Cuándo nos dejará de someter el pasado a sus recuerdos, y cuándo cesará la proyección del futuro en formas de anhelo, tan difícil es ver hoy lo que es ser y existir. Y no hay que pensar para ello.
Mejor me dejas, no soy el que tiene tus respuestas, aunque puedo ayudarte. Seguro, si me lo permites primero. Lo que no es seguro es que tú te permitas también.
Así quizás los fulanos y las fulanas dejen de perder el tiempo. Yo creo que se puede cambiar.
Te sorprenderás de ser solo quien eres, y de cada día ser distinto.

Anuncios

2 comentarios sobre “Sorprenderse, no engañarse (algo no tan anónimo)

  1. Sabes qué? Que en mi caso, recuerdo los hechos pero no el sentimiento. Si el sentimiento siguiera alojado, sería imposible volverse a enamorar.
    El anhelo es un obstáculo para vivir el presente.
    Me encanta cómo me haces reflexionar. Feliz día!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s