La balsa


Entonces di el primer empujón, el remo se resistió cuando cargue toda mi fuerza para avanzar. Lo crucé hasta que lo pude sumergir del otro lado y me acomode. Di el segundo empujón, el agua había aflojado un poco y sentí como me movía, ligero, apenas las olas que se formaban con el golpe de remo se perdían a centímetros míos.
La orilla por detrás, había empezado a alejarse cada vez con más rapidez.
Al otro lado, flameaba su vestido floreado. No era verano, ni primavera, pero sus pies estaban descalzos en la arena. Dejé de remar para saludarla de lejos, me sentí tan alegre cuando me respondió a la lejanía del mismo modo.
¿Cuántos rayos de sol quedaban para que se terminara el día?, eso no importaba. El remo seguía batiendo el agua, a un lado y al otro.
Las pequeñas olas chocaban con la orilla, y ahí sentí como mi viaje frenaba. Dejé los remos en su lugar, metí los pies en el agua. Seguía cálida, ahora más serena que antes.
Sus brazos cruzaron mi cuello, sentí un beso (pero fue un instante), luego acarició mi costado. En el ocaso, sus ojos brillaron intensamente como el último fuego en la tierra.
Y como el sol, desaparecimos antes de que la luna apareciera frente nuestro.
Anuncios

Reseña “Aprendiz de asesino”


Llegó a mis manos como un regalo, fue algo que aprendí a querer, y con él fundo nuevamente mi querencia al genero fantástico. No siendo del estilo épico, y tampoco abocándose a lo amplio que puede ser el mundo sin leyes como lo son otras historias en la que la magia llena el cuento de cosas inexplicables, pero con el misterio que llama a indagar más y más, a ahondar las páginas del libro, Robin Hobb (seudónimo de la escritora), me atrapó dentro de este hermoso personaje que tiene tanta vida como cualquiera en la realidad. Si les digo que mucho, sería spolier, y si no les digo nada no sería una reseña.

Traspié, a su temprana edad es puesto a prueba, desde sus clases más blandas, como a las más arduas, y tras van pasando los días (y las importantes trasnochadas), se convierte en alguien muy interesante para el contexto socio-político que transcurre en la historia. Con sus conocimientos, logra un perfil que suena peligroso para otros en Torre del Alce. Hay gente que lo ayuda (donde no se habla de amigos), y otra gente que no lo puede ni nombrar.

Hay ciertos condimentos que le dan ese sabor, ese tono tan vivo que me cautivó. Puedo decir que Traspié se vuelve un mañoso, a causa una increíble decaída por falta de talento en una de sus clases.

No puedo contar mucho más, solo puedo decir que es una obra espectacular, se puede sentir como sus personajes cobran vida, los lugares te transportan hasta allí. Desde ya que recomiendo leer “Aprendiz de asesino”, de Robin Hobb.

aprendiz de asesino