Frases


De mis esporádicas publicaciones tengo que decir que cuando la marea se calme podré dedicarle más tiempo al blog. Mientras tanto, dejo de a poco algunas migas de pan para no perder el camino.

#Sesión de frases y reflexiones en Wattpad

#Tumblr

Frase1

Anuncios

La vida es un instante


Un bloque sobre una cuerda,
El vacío hacia arriba y hacia abajo,
Pasa el tiempo y el equilibrio flaquea,
Se afloja y se tensa, se estira,
Tambalea de un lado al otro,
Trapecista, hueco y concreto,
Una pila de bloques crece y se tuerce,
No mires hacia abajo,
No te distraigas con lo de arriba,
Cada vez pesa más, cada vez más.
Ves como los hilos se desatan,
Suicidas que abandonaron su causa,
Te abandonaron.
Te descuidas y te ganó el tiempo,
Indicios del delito en la memoria.
Esporas de recuerdos viajan en el aire,
Te llegan y las consumes mil veces,
Mil veces como si fueran una sola,
La miseria y el dolor,
Suponen que los cargas,
Quizás, pero no estas seguro,
Senil, incomprendido, viejo.
Un día sí, otro día no.
Aún queda algo, y lo entregas,
Para qué me serviría guardar algo que puede que mañana no tenga dueño.
Nulidad, vacío, luz, adiós.

A tu regreso


Has ausentado al otoño y has vuelto en primavera, trajiste la lluvia de los últimos meses que me ahogó en emociones acumuladas.
Niegas haberme conocido en verano, fueron fuego tus palabras, que de día nacen y perduran en la noche.
Invoco al infinito del cielo estrellado, que baje una chispa a encender tu mirada.
Abstienes la fuerza, la furia y aprietas la lengua bajo la prensa de tus dientes.
Avanzas, acechante avanzas, miras el vacío del entrecejo de mi frente, esquivas mi mirada en tu mirada, ciegas en mí el instinto por frenéticos impulsos de tormenta por estornudar truenos, inesperados.
Sigues por mi costado y no te detienes, el viento nunca lo hace. Chirría en un silbido detrás de las paredes, el viento me lleva a seguir su voz, un susurro al oído.
Te encuentro descansada sobre el suelo, los ríos en los que nadas son muy rápidos y peligrosos. Pero con nosotros encontramos la suerte, y la suerte nos acompañó hasta el lugar donde escondidos habrían de olvidarnos.

Transición


La frontera del mundo la llamaron; también el horizonte; a su vez el más allá. Pero caminando hacia el final, no encontré ninguno de ellos. Al menos nada que se les pareciera.
¿Será que los grandes pensadores se habrán equivocado? ¿O habrá sido el miedo? El miedo romántico de algún poeta que descubrió que al final no hay final, que no existen límites para las fantasías, ¿O será que yo aún no he encontrado ese final? ¿Me estará faltando algo?
Supongo que para cuando suceda, habré dejado escrita mi versión del mundo. Si encuentro la frontera del mundo, me entregaré a su nueva dimensión y lo que vendrá después.
Quizás allí estén esos locos como yo, también buscando nuevas fronteras que cruzar.

Manos que hacen


Las manos, ¿Cuál será su propósito?. Con las manos, al menos una, conocemos el mundo.

La percepción de lo que vemos, nunca sería más real si lo sintiéramos, con la palma de la mano, con los dedos. Pero tampoco es necesario tocar con las manos si se puede sentir con el rostro; un beso en la mejilla. Y sentimos también con los pies; aquella pequeña piedra entre los dedos que tanto incomoda.

Pero las manos tienen más que dar, porque son símbolo de anhelo en el sueño, aquello que llega como un regalo y queremos tomar, o eso que se va y no lo queremos soltar.

También es conocimiento, el arte de la pintura, la música que se interpreta, la tinta en la escritura, el mismo libro que de no ser por las manos quedaría cerrado, desdeñado por la imposibilidad de que los ojos conozcan su interior.

Muchas cosas que se perderían si no fuera por las manos. Aun así, a menester de ellas, no somos inútiles. Me apego a que una mano no tiene un propósito, que un pie no tiene un propósito. Diría que logran ser el qué para hacer el cómo (el medio para el fin), porque para caminar no solo se puede caminar con los pies, o para escribir no solo se escribe usando las manos.

Al menos ahora creo que nada sirve para nada y sirve para todo, quizás no llegues a volar, solo porque tus manos sirven para una extensa lista de cosas, tampoco será posible lo imposible. Son manos, no alas.

Primero en mi, luego en todas las cosas


Imagina una rosa roja, como si fuera la más roja de todas. ¿Cuántos pétalos tiene?
Aquella rosa tiene espinas, y pinchan los dedos cuando se acercan al tallo para sostenerla sobre la mano. ¿Contaste cuántas espinas recorrían el tallo?
Ahora tómate un segundo para pensar en ti, ¿Cuánto de ti, conoces?
Cuando lo sepas pregúntate ¿Cuánto conoces de aquella rosa?, seguro que un poco más que antes.

Just listen


Some said it was a virus, others were convinced it was the fury of God, the only true is that someone is laughing about us. Somewhere.
The lies, the words, the most powerful weapon the humanity ever have. But it’s best known as fiction, really that what I heard. And we love trusting in fiction. We always care about what they say. Yes, they are saying things all the time.
Now the world is a disaster. But we don’t have any explanation for that, we just listen. Trust me, I’m a good listener.

Pensamiento de algo escrito


¿Qué sería de una historia que terminara en el peor momento del héroe?
Fuera él a caer en el olvido, a perderse de todo lo que se contó sobre sus aventuras en las páginas anteriores.
¿Cuál será la reacción al leer sobre un final sin conclusión?, más que aceptar que es así y sin más.
Desilusión o intriga de lo que pueda pasar después (y que no se haya escrito aún).

Sorprenderse, no engañarse (algo no tan anónimo)


Fulano remonta en su cabeza la pregunta de  “¿Podré olvidar a mis amores pasados?”
Mientras Fulana se somete a la de “¿Alguna vez me habrá de considerar su posible amor?”
Cuándo nos dejará de someter el pasado a sus recuerdos, y cuándo cesará la proyección del futuro en formas de anhelo, tan difícil es ver hoy lo que es ser y existir. Y no hay que pensar para ello.
Mejor me dejas, no soy el que tiene tus respuestas, aunque puedo ayudarte. Seguro, si me lo permites primero. Lo que no es seguro es que tú te permitas también.
Así quizás los fulanos y las fulanas dejen de perder el tiempo. Yo creo que se puede cambiar.
Te sorprenderás de ser solo quien eres, y de cada día ser distinto.