El poeta que no encontró en vida lo que si en muerte


Un poeta practicó el suicidio,
Porque ya no escribía más sobre la vida, ya la entendia; eso decía.
Y para escribir sobre la muerte debía sentir su abrazo, tomó su lápiz y se lo hundió en el pecho, ya la entendía. Dijo sus últimas palabras y sonrió.

image

Anuncios

Lo sabio del tiempo, la percepción fugaz


Nace un niño,

Nace una niña,

En algún lugar lejos,

Las estrellas admiran

Una de ellas se despide en un flash,

desaparece,

Allí el primer llanto.

Hay razones por las que mirar al cielo,

Porque seremos diminutos ante una estrella,

Y tendremos miedo a su fuego,

Pero también hay razones por las que mirar el suelo,

Donde el niño y la niña van a crecer,

Y seremos dichosos de amarnos los unos y los otros,

Cavilar sobre todo, sobre lo sabio del tiempo,

Porque nada es eterno por una razón,

Y aún así la muerte no escapa de si misma.

Como todo nace, todo se deshace.