Pequeño, los sueños son felices.


Descansa, pequeño.

Juega en los sueños,

los tuyos.

Rogaré por que llegues al final,

y que me cuentes todo,

para cuando vuelvas.

Mientras tanto, duerme,

sonríe, y disfruta de aquel lugar,

porque cuando despiertes,

no lo encontrarás.

Anuncios