La poesía tiene otras formas


Persona new = Persona(identidad);
foreach (Time segundo in Persona.vida)
{
  Persona.disfrutar(segundo);
}
Anuncios

Pensamiento Bloggero


Apreciemos el sano orgullo de saber que lo que hacemos, lo hacemos con ganas.

También sepamos que la vergüenza es sana, pero alimentar la cobardía con pretextos que nos encasillan en sectores excluyentes de quienes piensan distinto, puede perjudicarnos, tanto como para que nosotros nos volvamos los excluidos.

Lo que quiero decir es que, hay que aprovechar para conocer qué hay del otro lado de la “arrogancia”. Que no significa convertir nuestra persona en otra totalmente distinta.

Personalmente, aprecio mucho a quienes son libres de decir, escribir, pintar, estudiar, cualquier cosa, y que al verlos hacer eso, llegue a descubrir que puedo identificarlos con solo escucharlos, leerlos, etc.

En este mundo de los blogs, es algo fascinante encontrarse con tanta variedad de relatos, cuentos, poesías, e incontables categorías más.

Sinceramente, no conocía que era un Haiku, hasta hace unos meses que comencé a leer otros blogs, o también las poesías eróticas, que nunca había leído nada parecido y que me parece un trabajo excepcional con las palabras, los microrrelatos o microcuentos, todos estos formatos que desconocía y que requieren un manejo de la letra tan minucioso.

Me gustaría felicitar a todos los bloggeros, que hacen cosas increíbles y más que nada por publicarlo para que pueda pasarme a ver.

Saludos!! 😀


Nota: Los gorilas son un agregado. XD 

El amante antes de morir


Enterarse de que el día se derrumbó cuando era tarde, pero no de noche, no. La vulnerabilidad, la volatilidad y la franqueza de la vida, nada tan complejo que se extingue en un instante.
El eco de los pensamientos de sentirse diminuto, atrapado en la vida, y siendo egoísta con todo el mundo, pero satisfecho con lo poco que se ha hecho.
Claro, es el confort de ser libre, al menos ese es consuelo del inocente.
El romanticismo no me convence, es tan fácil despreciar la vida creyendo en cosas vacías. Pero somos tan tercos, y creemos en el amor poético, en la sutileza de las palabras que ya no se usan para entenderse al hablar.
Es por eso que al amor y a la muerte nunca las vamos a comprender, aunque las soñemos constantemente.

Lo sabio del tiempo, la percepción fugaz


Nace un niño,

Nace una niña,

En algún lugar lejos,

Las estrellas admiran

Una de ellas se despide en un flash,

desaparece,

Allí el primer llanto.

Hay razones por las que mirar al cielo,

Porque seremos diminutos ante una estrella,

Y tendremos miedo a su fuego,

Pero también hay razones por las que mirar el suelo,

Donde el niño y la niña van a crecer,

Y seremos dichosos de amarnos los unos y los otros,

Cavilar sobre todo, sobre lo sabio del tiempo,

Porque nada es eterno por una razón,

Y aún así la muerte no escapa de si misma.

Como todo nace, todo se deshace.

Misc #2 Poesia a un angel


Su pensamiento tiene problemas de mestizaje,
su cuerpo está lleno de gas y es volátil,
señal de que está pronto a expirar.

El cuero es viejo pasado el tiempo,
no es culpa de la humedad,
sino de su falta de amor.

Quedan dolencias que son tan fuertes,
como el dolor que causa la falta de juventud,
el sentido de sus pasos requiere un guía,
pero nadie leyó su manual.

Se rompe cuando menos se lo imagina,
no hay arreglo para eso,
no hay más que hacer.

Cuando llegó a su cielo,
vendió cuentos a quien lloraron su soledad,
la tierra es fría para quien puede sentir con las manos,
las nubes solo se pueden ven viajar.

Desde los pies, a la cabeza,
sus alas de llenan de luz,
mueven una larga túnica que esconde el secreto.

El ser secreto que fue mucho antes de nacer.

angel-428077_1280

Hoy escribo #1


El viento sopla en tu contra y a mi favor, y la lluvia me abraza celosa del viento, yo escapo y me salen a buscar. Encuentro tu reparo, me miras de reojo pero no me das la cara, suspiras como si fuera alguien indeseado pero no pareces molestarte con mi presencia. No dijimos nada, porque no había que decir, sí cruzamos algunas sonrisas, simples, vagas, pero sanas y rato más, cerré los ojos. Creo que te desveló el saber que esa noche no irías a dormir con tus manos vacías, no me acuerdo de lo que fue, aunque en mis sueños sentí como tus manos eran tibias y estaban junto a las mías. Lo certero fue que el frío se olvido de nosotros, y la lluvia ahora busca ahogarme, siempre fue obstinada y lo que no puede ser de ella, dice no puede ser de nadie. Pero no le tengo mal en pensamiento, sí me gustaría ver el sol, pero ya es de mí, el ruido de las gotas que golpean mi ventana. Por otra parte, el viento ya mermó, no nos ha olvidado, cierto es. Y tu, conservas las manos tibias que soñé.